4.2.08

El camino de regreso de Cuicocha a Otavalo pasando por Quiroga


De Cuicocha a Otavalo hicimos dedo hasta Quiroga, y después volvimos a tomar un bus para no perder tiempo porque queríamos llegar a Quito esa misma tarde. Nos levantó un camión lleno de gente que parecía que le había hecho dedo también, pero al final el camión cobraba aunque nos llevara como ganado, le dijimos que nosotros habíamos hecho dedo, y a final no nos cobró. En esta foto se nota el viento helado en mi cara (jé) y detrás está Juan conversando con un yanqui que también venía en el camión.


Dentro del mismo camión venían otros jóvenes que se escondían porque en la ruta seguáin jugando al carnaval desde las terazas de las casas, a pesar del frío nos arrojaban baldazos y manguerazos de agua. Nadie se salva en Carnaval a pesar de que en los pueblos y ciudades se nota en calles y radios una campaña gubernamental en contra de la violencia en el carnaval, nadie hace caso...
La ruta verde, nublada y cultivada entre Cuicocha y Quiroga...
De Quiroga a Otavalo nos subimos a un bus por monedas. En la plaza donde tomamos el bus estaba esta señora en actitud de espera con sus ropas típicas... Frente a l amisma plaza, en Quiroga, estaba la iglesia que se ve en la foto de abajo. En este pueblito había mucha gente jugando a baldazos al carnaval, pero nos fuimos salvando tal vez por ser "gringos" y pasarnos de vereda en vereda. Parece que para ellos no tiene gracia jugar con los turistas, menos mal porque no es chiste andar empapado en un día tan frío y con tan poca ropa para cambiarse... Como diríamos en Argentina, fuimos zafando...

El paisaje rural de Quiroga a Otavalo desde la ventanilla del bus...


Paisajes urbanos en Otavalo. Mujeres ataviadas a la antigua y hombres con largas trenzas oscuras...


Un cartel interesante frente a la terminal de colectivos...

Haciendo dedo a la salida de Otavalo unas mujeres se reían de Juan cuando desde un vehículo lo llenaron de espuma de carnaval, en venganza les saqué una foto y me sorprendió como la de poncho rojo, al ver la cámara, se enterró velozmente entre el pasto para que no le sacara la foto. Presten atención a la bolsita que tiene en la mano, dice "Casa Tía", ¿recuerdan esa cadena de supermercados Tiendas Israelitas Argentinas que desapareció en nuetro país? En Ecuador sobreviven... Luego Juan se volvería a vengar de la esquivez de esta mujer y le sacaría una foto de perfil muy linda, tal vez ya la puedan ver en su blog porque parece que lo está actualizando...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero si el yanki del camión es... Clint Eastwood! jejej

(buen blog)

Anónimo dijo...

Los camiones que te llevan como ganado son los mismos camiones que llevan a la gente local en sus movimientos diarios: a la escuela, al trabajo, a las fiestas.
Cómo puede ser que un turista se niegue a pagar los míseros 20 centavos de dolar que te pueden cobrar por el viaje? La verdad no lo entiendo.
Es esa falta de respeto hacia el lugar y los lugareños que hacen que el turista sea mal visto.