6.2.08

Hacia Baños de Agua Santa: un nuevo amigo y un volcán que se esconde...

En Machachi las noticias hablaban de que Baños, nuestro próximo destino, se encontraba en evacuación de parte de la población y la ruta estaba bloqueada por precaución debido a la fuerte actividad vivida por el volcán Tungurahua en las últimas horas... Este volcán se encuentra en actividad desde 1999 y cda tanto lanza lava, piedras, cenizas y/o humo, con algunas sacudidas... Después de discutir si nos vamos o no, decidimos ir a Ambato que es la ciudad más cercana para averiguar bien cómo estaban las cosas en Baños y decidir allí qué hacer, porque nuestros destinos posteriores nos obligaban a pasar por Baños. Así que salimos a la ruta y no tardó en detenerse Pedro, nuestro gran amigo a partir de ese momento, que se iba a Baños a ver a su madre luego del susto del volcán. Como él hablaba despreocupadamente del volcán y anunciaba qu elas rutas ya estaban habilitadas, decidimos seguir con el hasta la base del volcán en riesgo de erupción. El viaje con Pedro fue agradable, con Juan se entretuvieron hablando de autos clásicos ya que a Juan le gustan y Pedro los colecciona... Yo no podía aportar mucho pero los escuchaba y disfrutaba del paisaje. Pedro nos informó sobre la historia de la actividad de este volcán, la última erupción que deramó lava fue en el 2006 lo que produjo una evacuación obligatoria a cargo del gobierno y los militares del sitio turistico durante un año, hasta que los habitantes evcuados decidieron volver por la fuerza a sus casas y revivir su ciudad turística, a pesar de la presencia del volcán que más bien atrae mayor turismo. La gente convive con el coloso como si fuera parte de su cotidianeidad, hablan de él personificándolo, como por ejemplo que las últimas sacudidas se debieron a que el volcán estuvo festejando el carnaval y luego se calmó con el fin del feriado, y cosas así. Algunas personas osan maldecirlo, y otras prefieren amigarse con él y maldecir al gobierno por generar pánico y espantar a los turistas... Baños de Agua Santa es un lugar único. Me recuerda a una novela de Vargas Llosa, Lituma en la Puna, en que los lugareños hacían ofrendas a los Apus, incluso sacrificios humanos, para calmar la furia de los espíritus que habitan las montañas. Cada montaña tiene un Apu en las sierras peruanas. No sé cómo será por aquí, pero el Apu del Tungurahua no permitió que lo viéramos ni lo sintiéramos desde que llegamos a Baños... No sé si eso es bueno o malo, la verdad es que a mi me gustaría sentirlo un poquito, no tanto, sólo un poquito... Cuando pase el temblor...
Lo mejor de todo fue que al llegar a Baños Pedro nos invitó a dormir en su casa, muy cerca del centro del pueblo y con vista a la cascada que da nombre al lugar, que está lleno de piscinas termales. En su casa conocimos a su mamá y a sus primos, nos invitaron a comer en un restauante sin dejar pagar la cuenta y por la noche nos llevaron en un tour en su camioneta por diferentes sitios de la ciudad y sus alrededore para intentar ver al volcán en actividad, pero las nubes lo cubrían por completo. Tal vez a la vuelta se dejaría ver...

Saliendo de Machachi, en la camioneta de Pedro, atravesamos la ruta de los vocanes. Arriba, el Volcán Corazón.

Más adelante, el imponente Volcán Cotopaxi con su cumbre nevada...
Más imágenes del Cotopaxi desde el interior de la camioneta...
Todo el camino llegando a Baños está repleto de invernaderos frutihortícolas que parecen colgados de las montañas por su verticalidad.

Una mujer cargando mercaderías en una pueblito del camino...

Saliendo de Ambato hay un mirador para el volcán Tungurahua, pero estaba cubierto de nubes...

Más cerca del Tungurahua, Pedro nos muestra los estragos que había ocasionado la lava que derramó en 2006...
Abajo y arriba, onde están las nubes se supone que está el volcán, pero no pudimos divisarlo. Ese pájaro gigante es una escultura de una epecie de loros que desapareció de la zona luego de las erupciones...



No hay comentarios: