6.2.08

Machachi, tierra de vacas lecheras...

En los alrededores de la terminal de Quito, esperando el bus a Machachi... al fondo, la capital ecutoriana rodeada de verde, que más bien parece un pueblo inmenso.

Vaquitas lecheras que parecen sagradas porque no son aptas para la parrilla...
Arriba, interior de la iglesia de Machachi; abajo una calle que termina en una montaña...

Para salir de la capital de Ecuador usamos la misma táctica de siempre para hacer dedo, tomar un micro al pueblito más cercano... El tema fue que salimos al atardecer de Quito y el bus dio muchas vueltas y a la hora que bajamos en Machachi ya oscurecía y helaba, así que decidimos pasar la noche allí. Todo el pueblo gira en torno a la producción ganadera y avícola, se nota en sus letreros relacionados con la producción rural, mucha inseminación artificial, alimentos para animales, y esas cosas... Las vaquitas del camino nos hacían agua la boc a este par de argentinos, pensábamso que allí podríamos comer un tan postergado pedazo de carne vacuna, pero fue imposible encontrarlo, nos tuvimos que conformar con las abundantes y fatigantes pollerías que hay por todas partes... El estómago argentino reclamaba... Dormimos en un hotel barato y al otro día fuimos con Juan al hospital porque una indigestión lo tení mal desde hace varios días con diarrea, por suerte s ehizo los análisis y no tenía nada, cuando terminamos con ese trámite salimos a la Panamericana a levantar el pulgar, y fue allí que conocimos a Pedro...

No hay comentarios: