26.7.08

Postales de julio en Formosa

Si bien es cierto que los últimos tres meses en Resistencia fueron muy divertidos, muy urbanos, bien moviditos, con muchos bailes y noches en vela, todo de la mano de amigos, y en especial de Noel con quien compartí muchos remises -taxies- de regreso a casa, con las cabezas levemente inclinadas, con ojeras, con frío y sabiendo que habrá que levantarse temprano a laburar, cada una en lo suyo, eso no ha quedado registrado... Y qué lástima.

Pero bueno, la vida en Resistencia continuará en actitud de resistentes, mientras, de paseo por Formosa, acá me reencuentro con la cámara y aprovecho las vacaciones con mi familia para recorrer los campos de la provincia que es lo que más les gusta a ellos y yo lo disfruto con el clan. Estas son postales sueltas y mezcladas de la última semana.
Mi mamá para ser feliz siembra toronjas y alimenta tucanes... Al final del día dice muchas veces: hoy fue un día muy hermoso, hoy fue un día muy hermoso...etc.

A mi papá no le gusta que le saquen fotos...

Yony es mi amiguito del campo, con sus hermanitos nos guían hasta los lugares del monte donde andan los yacarés, los carpinchos y tucanes... Acá haciendo gala de sus destrezas.

A mi también me gusta treparme los árboles cuando voy al campo... Me trae lindos recuerdos y sensaciones.

Vi 8 tucanes hermosos y grandes, pero el zoom de la cámara sólo me devuelve pobres testimonios... También vi yacarés (caimanes) nadando, no eran muy grandes, sólo les veía los ojos y la estela del agua... Y ayer vi una curiyú (serpiente de la familia de las anacondas) tomando solcito y absorviendo el calor del asfalto en medio de la ruta, era enorme, estaba enroscada y del centro sobresalía su cabeza, brrr, yo le tengo fobia a las serpientes, y mi mamá quería salvarla de que no la atropellaran otros vehículos sacándola de la ruta, pero era demasiado tarde, justo venía una caravana de autos y camiones, no pudimos hacer la gran greenpeace así que nos fuimos para no verla aplastada... eso me costó unas pesadillas serpentosas...

Francisquito, nuestro vecinito preferido que ya es como de la familia, se disfrazó de Pulgarcito...
Madre y abuela, misma pose, mismo gesto, dentro de unos años ¿caminaré igual?
Los perros de mi abuela me explicaron lo que en verdad es la famosa expresión: "¡qué garrón!", y me impresionó un poco...
En Palma Sola están mis abuelos maternos, como es clima subtropical la casa está envuelta por una burbuja de tela mosquera para evitar la entrada de mosquitos, a sus perros no les gusta quedarse fuera de la burbuja... Pero por la ventanita de la gata no entran...
Mi infancia la pasé en un pueblito formoseño, Palma Sola, entre Clorinda y Laguna Blanca, fui a ver la casa de mi infancia, su dueña actual, una gringa descendiente de polacos, fue muy amable de dejarnos pasar, y todo sigue igual, mi mamá se agarra el pecho de la emoción...Esta soy yo contenta en mi casa de la infancia, posando con unas orquídeas... Qué vieja estoy, me fui de ahí hace como 12 años.

Me dejaron conducir un tramo cuando fuimos a ver si sobrevivían todavía mi papá, mi abuelo, mi hermano y mis tíos en el medio del monte...
Campamento de los Hauff, una semana de reunión de testosteronas, trabajo y aventura en el Km 100 Navegación Río Bermejo, Formosa. ¡Oh, pavita negra! Quién te regalará un soneto.
Encontré un sapo disecado en Palma Sola, me pregunto si esto era un payé (un maleficio, un "trabajo" de los que se hacen mucho en esta zona y que tiene que ver con la magia negra y el mal), ya que el sapo es uno de los elementos que más se usan... Lo que sí daba mucha impresión ver un cuero tan perfecto pero tan vacío, una mirada de aire y sombras...Y hablando de sombras y de aire, esta es la mía emergiendo de las profundidades de un viejo aljibe de campo.
Limones anaranjados y muy jugosos en Palma Sola (Arg.)

Limones de otoño...

Me traje sólo ropa vieja y de verano para disfrutar de los días de calorcito y de la vida en el campo, y hoy me muero de frío después de dos días en que sufrimos una especie de tornado flasherísimo (por lo sorpresivo, corto e intenso) que hizo volar muchos techos que después trajo unas heladas nocturnas que quemaron las plantaciones de árboles frutales de mis padres :( Eso hace que esté usando ropa de invierno prestada, lo que le da cierta onda extraña a mis días, encima he dao lástima y de una ONG ¡me han regalao un poncho rojo! Yíija. Jajaja. (Pronto foto con el poncho, la tonada salteña se la debo a Virginia que es de un pueblo formoseño cerca de la frontera con Salta donde tienen el mismo acento de los gauchos de Güemes, y Con la Viryi nos pasamos hablando en salteño, jeje)
Dardo y Madariaga me invitaron a tomar fernet y a comer ricas empanadas "chiche bom-bom".
En Formosa, mis amigos: el señor arquitecto: Dardo, la señorita abogada: Ana, y su nuevo hijo peludo: Madariaga.
Mujeres artesanas de la etnia guaraní en Clorinda (Arg.)
No es el Pont des Arts de Oliveira, es el Puente que une a Clorinda (Formosa) con Puerto Elsa o Puerto Loyola (Paraguay), una isla cruzando el río Pilcomayo que según las palabras inolvidables de una francesa, parece la cueva de Alí Babá, y supongo que se refería a la cantidad de mercancías que hay por todas partes, y mercanchifles, como dice mi mamá, ya que es un pequeño espacio exclusivamente dedicado al comercio y el Contrabando, claro, con mayúscula... Aunque dicha disciplina, arte y ciencia, tuvo su auge en otra época en la que la diferencia del cambio de monedas, debido a que el peso argentino estaba más fuerte que ahora -mucho más fuerte que ahora- favorecía el Contrabando, ahora no vale la pena tanto esfuerzo. Puedo decir que el Mercosur funciona, parece, porque pasé al país vecino después de un buen tiempo sin pisarlo sin documentos, como lo hicieran Los Rodriguez.
Arriba se ve parte de los puestos ambulantes que caracterizan a Puerto Elsa. La frase que más se escucha hasta el aturdimiento es: "¿qué te vendo, mamita?". Si vas y no comprás parece que tu vida en este lugar no tiene sentido...Donde se terminan los puestos ambulantes la vida se hace calma en Puerto Elsa...

6 comentarios:

David González dijo...

ceci , es mas que lindo lo que leí y tus fotos son hermosisimas, como siempre.!! te mando un beso.

leticia hauff dijo...

me hubiera gustado ver el rostro de tu papa, ya que hace tiempo no tengo el gusto de verlo, somos primos y la vida en su rutina y sus interminables obligaciones hace que estemos tan lejos....me gusto mucho todo lo que escribiste....felicitaciones...QUE VIDA RICA.!

Cecilia Hauff dijo...

Leticia! No te conozco, y no encuentro cómo contactarte, por si volvés este es mi correo: cecihauff@hotmail.com y te puedo mandar fotos de la familia, es verdad que mi papá casi no aparece, es que no le gusta, es bastante ermitaño, pero acá se lo ve más o menos, lo caché durmiendo: http://viajarleyendo.blogspot.com/2009/02/viajamos-desafiando-al-tiempo.html Já, la verdad es que mi viejo es lo máximo para mí. Le voy a preguntar cuando hablemos por vos, a ver si te ubica. Besos! Y gracias :)

Fabian dijo...

Cecilia soy de Fsa capital, me encantaron tus fotos y relatos del viaje. Por la forma de escribir y ver la vida se nota que estás llena de pasión y amor por dentro.
Te dejo mi correo: Fabi_bar@hotmail.com.
Besos

karin dijo...

hola Cecilia. Yo vivo en Clorinda, me reí mucho de passeito a ¨nanawa¨ (tambien conocido como Puerto Elsa).
yo soy de cordoba capital, mi marido de comodoro Rivadavia, vivimos, por ahora en Clorinda, ya veremos donde en los proximos años. viajamos bastante pero siempre cerquita de donde nos establecemos. Nunca aproveche los lugares para fotografiarlos. te felicito por lo que haces. es hermoso.

karin dijo...

Hola Cecilia. Yo vivo en Clorinda, me reí mucho de tu paseito a ¨Nanawa¨ (Puerto Elsa).
Yo soy de Córdoba capital, mi marido de Comodoro Rivadavia, vivimos, por ahora en Clorinda, ya veremos donde en los próximos años. viajamos bastante pero siempre cerquita de donde nos establecemos. Nunca aproveche los lugares para fotografiarlos. te felicito por lo que haces. es hermoso.