14.1.10

Bolivia, algunas imágenes para los impacientes

Estoy en La Paz, viajando sola y conociendo mucha gente en el camino, o sea que nunca estoy sola. Creo que si todo sale bien (tengo que hacer algunos trámites) en unos días voy para Brasil, pero no estoy segura todavía, las señales y las personas del camino me llevan hacia allá, la idea es cruzar desde Bolivia, parte del camino en tren, hacia el Amazonas... Waaaau.
Por ahora mando unas fotos sueltas respondiendo a los reclamos de amigos y familiares, no tengo mucho tiempo ni ocasión de conectarme a internet en Bolivia, pero ahora que estoy en un hostel con esas comodidades aprovecho.
¨
¡FELIZ CUMPLE NOEL!
Espero que lo disfrutes mucho, donde quiera que estén con Rosa. Voy a brindar por vos, por las dos, por su tramo de viaje juntas. Las quiero mucho.
¨

Y un homenaje a toda la gente que me acompañó en estos días...
¡Ah! No tengo foto de ese momento, pero en Copacabana me pasó algo re loco, me encontré con Naty, mi compañera del colegio, nos dimos un gran abrazo, ella iba hacia Perú (Buen viaje Naaaty!).
¨
No sé que más decir... Este viaje me está haciendo muuuy bien.
Sólo puedo decir que soy muy feliz en este momento y estoy muy agredecida con los que forman parte de esto.
¨
Cariños a todos. Quiero que sepan que pPensé fuertemente con mucho amor en el punto más sagrado de la isla en todos aquellos que llevo en la sala principal del mio coure. Espero que les llegue el eco.
¨
En Formosa recibí a Noel y antes de salir a dedo hacia Salta pasamos el día con nuestro amigo Dardo tomando cervecinhas, flotando en su pileta y cenando una rica pizza toda verde en la costanera de la ciudad. Antes paseamos por Laguna Oca y nos re-cocinamos bajo el sol. Así que el chapuzón en lo de Dardo ¡vino al pelo!

Al otro día (3 de enero) salimos a la ruta con el plan de hacer dedo hasta la frontera con Bolivia para ahorrar en pasajes. Acá uno de los amigos del camino, un taxista chamamecero muy amable y divertido.


En otro tramo viajamos en una chata llena de máquinas de campo con gente muy buena que nos invitó un inolvidable y reconfortante tereré de Sprite.


Otra vez a la ruta, de a poquito íbamos avanzando... Acá creo que era en Las Lomitas. Llegamos en tiempo récord a Tartagal y dormimos esa noche en Pocitos, lado argentino, para esperar a Rosa que venía también a dedo desde El Potrillo. Al otro día cruzaríamos juntas la frontera.

¡Amigos increíbles de la ruta! Una chica estudiante de medicina iba viajando con su padre y en todo el camino nos encontrábamos y nos saludábamos y re saludábamos, hasta nos convidaron gaseosa, ella estaba encantada de ver dos chicas a dedo, dijo que andar así era su sueño...

Un gran salto en el tiempo y en el espacio por problemas técnicos hasta Cochabamba, acá ya habíamos encontrado a Rosa y ya habíamos pasado una noche en Santa Cruz de las Sierras, en Bolivia.

Otro salto para llegar a La Paz, con Rosa en el Valle de la Luna, muy bello. Abajo las tres en el mismo sitio. Es un lugar muy cercano a la ciudad donde caminábamos muy lentamente debido a la altura, 3800 msnm.


Desde Copacabana a la Isla del Sol empecé a viajar sola pero enseguida conocí a un montón de gente linda! acá estoy con Gaby, una famosa acróbata brasilera del circo Teatro Mágico con la que compartimos cama matrimonial en la Isla el primer día de conocernos, es que las dos andábamos buscando alojamiento y ya no quedaba nada. Mis dos noches y sus días en la isla con Gaby y las personas que encontramos allí fueron increíbles, inolvidables, muy divertidos. Brasil y su gente se convirtieron en señales para mí.

En esta pequeña porción de tierra en el Lago Titicaca está el pueblito donde dormimos en la Isla, conocido como "la parte norte".

Paisajes maravillosos en la Isla del Sol.

Acá en las ruinas del Templo del Sol, un sitio de mucha espiritualidad y misterios. Atrás se ve la roca sagrada donde se hacían sacrificios de animales.

El sol se va a sormir en su isla...

Cena inolvidable de sopa de quinua con tres cordobeces, dos clombianas, Gaby y un montón de porteños que se renovaban, donde cantábamos a capella sin parar tomando un vino tarijeño.
¡Chau payasos cordobeces! ¡buen viaje! Nos quedamos las colombianas Janeth y Joyce, Gaby y yo, una noche más... Las colombianas y los cordobeces hacía una semana que acampaban en la isla!

Joyce, Janeth (colombianas), Ceci y Gabi (Brasil) en las ruinas del Templo del Sol.

Janeth y Joyce están haciendo mestrías en historia y ciencias sociales en La Plata, les queda un año más, tal vez nos volvamos a ver en Argentina! Por ahora espero verlas esta noche en La Paz para bailar salsa!

Con Janeth, una chica muy piola, en las ruinas de la Isla del Sol.

Caminando alrededor de la Isla del Sol, del norte al sur, con Gaby y un montón de personas inolvidables que encontramos en el camino. La caminata duró 3 horas y media y llegamos con ampollas y zapatillas rotas, já.

Con Gaby en una parte increíble del paisaje... Yo iba hablando portugués y ella se reía mucho...

En el camino al sur conocimos a tres brasileños de Sao Paulo y a Beto de Buenos Aires y al llegar a la meta los invitamos a brindar con una paceña y unas bananas como festejo. Gente inolvidable, vista paradisíaca.


En la parte sur hicimos un rejunte de turistas y alquilamos un bote para volver al norte porque los pies no daban más, mientras esperamos la hora de salida jugamos con una niña muuuuy terrible que me hizo de todo.

Con más amigos de Córdoba y Buenos Aires con quienes alquilamos el bote por una hora de regreso navegando hacia el norte donde estaba nuestro hotel.
Claro que esta historia continuará, por ahora hay que vivir el momento.
¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

Matías G. dijo...

Pasé, pasá por mi fotolog!!! Ah! no, otra vez me confundí. Tengo que confensar que tus fotos me dieron ganas de viajar. Llegué a este blog gracias a facebook, así que me tendrás como lector casual...¡Saludos!

Cecilia dijo...

Hola Matías! Guerrero?
deberías viajar!! no es caro Bolivia y vale la pena...
pero en temporada que no sea de lluvias por todo lo que está pasando ahora...
no me gustan tanto las redes sociales así que sólo estoy en facebook por ahora y en el blog, al menos atenta a lo que pasa.
Un abrazo